Con la presencia de Cristina, el Papa ofició la última misa de su gira sudamericana

Francisco se despide del continente con una multitudinaria ceremonia en Asunción. La Presidenta asistió al oficio religioso en la ciudad paraguaya y se prevé que tenga un nuevo encuentro con el pontífice.

Luego de su paso por Ecuador y Bolivia, el papa Francisco culmina hoy su gira sudamericana con la misa que celebra en Asunción. Cientos de miles de fieles, algunos de ellos llegados desde Argentina, asistieron al multitudinario oficio religioso que tuvo lugar en el predio de la Fuerza Aérea de Ñu Guasu, tal como ocurrió ayer en Caacupé.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner aceptó la invitación de su colega paraguayo Horacio Cartes y estuvo presente en la celebración. La acompañan diversos funcionarios, entre ellos el Secretario General de la Presidencia, Wado De Pedro, quien también es el primer candidato a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires por el Frente para la Victoria.

Será el sexto encuentro entre Francisco y la jefa de Estado desde que el primero fuera designado como Sumo Pontífice. Esta mañana Francisco visitó la zona más pobre de Asunción y por la tarde cerrará su actividad con un encuentro junto a los jóvenes.

El mensaje del Papa al pueblo paraguayo

Durante la misa de ayer en Caacupé, Francisco recordó a María: “Ustedes, al igual que María, impulsadas y sostenidas por su ejemplo, siguieron creyentes, inclusive esperando contra toda esperanza. Cuando todo parecía derrumbarse, junto a María se decían: ‘No temamos, el Señor está con nosotras, está con nuestro Pueblo, con nuestras familias, hagamos lo que Él nos diga'”, instó el pontífice ante los fieles. Agregó que “allí encontraron ayer y encuentran hoy la fuerza para no dejar que esta tierra se desmadre. Dios bendiga ese tesón, Dios bendiga y aliente su fe, Dios bendiga a la mujer paraguaya, la más gloriosa de América”.

En el marco de su homilía Francisco, aseguró que éste “es un llamado a no perder la memoria, las raíces, los muchos testimonios que han recibido de pueblo creyente y jugado por sus luchas. Una fe que se ha hecho vida, una vida que se ha hecho esperanza y una esperanza que los lleva a primerear en la caridad”.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.