Complica al blanqueo una ley clave que se cayó en el Congreso

La disputa del Gobierno con el Frente Renovador excede largamente el proyecto del Impuesto a las Ganancias. Varias iniciativas que esperaban su turno para ser tratadas y eventualmente aprobadas en sesiones extraordinarias quedaron “cajoneadas” hasta nuevo aviso. Una de ellas es el proyecto de reforma del mercado de capitales, que finalmente ya no se abordará por lo menos hasta marzo, cuando reabran las sesiones ordinarias del Congreso.

¨En estas condiciones y luego de la carta de (Sergio) Massa, la verdad es que no estamos en condiciones de pasar ninguna ley más en esta etapa¨, se sinceró con este diario uno de los principales referentes legislativos de Cambiemos. La iniciativa fue ingresada en Diputados y el objetivo del Gobierno de Mauricio Macri, de mínima, era obtener despacho de comisión esta semana y que sea aprobado en el recinto la próxima. Luego, reconocían, la sanción final podría demorar, pero era tranquilizador terminar el año con esa media sanción.

El problema es que el proyecto de reforma de mercado de capitales tiene una porción sustancial de sus artículos que pueden esperar algunos meses, pero otros tenían gran urgencia. Específicamente había fuerte presión de los desarrolladores que por estas horas están lanzando fondos comunes cerrados de inversión, dirigidos especialmente a dos sectores: real estate y energía. La gran ventaja de estos vehículos es que quienes inviertan en ellos evitan pagar el 10% de multa que establece el blanqueo.

El inconveniente es que la decisión hay que tomarla antes de fin de año, sin que se haya aclarado un punto central de este tipo de iniciativas: cuál será el costo fiscal que deberá asumir el inversor. El proyecto elimina la posibilidad de que se aplique una ¨doble imposición sobre las utilidades obtenidas. Específicamente, se establece que no son los fondos los que pagan Impuesto a las Ganancias, sino directamente (y sólo en caso de corresponder) los inversores.

En el lenguaje financiero significa que los fondos son ¨transparentes” en términos fiscales. O sea que se trata sólo de vehículos de inversión, pero lo que realmente importa es la condición del inversor frente al fisco.

Se trata de un aspecto central que podría complicar a muchos que estaban pensando en entrar en estos mecanismos. La posibilidad de ahorrarse el 10% de impuesto especial por blanqueo ya resulta lo suficientemente atractivo. Pero más allá de esto, la duda es cuál será el impacto impositivo de invertir en estos instrumentos.

El detalle es que ya hay más de una docena que empezaron la carrera para captar los fondos del blanqueo y en lo posible lograrlo antes de fin de año. Para eso, como la mayoría aún no fue aprobado por la Comisión Nacional de Valores, habilitaron fondos denominados ¨parking”, que permiten realizar una inversión temporaria hasta que se pueda invertir directamente. Sólo hay un par de fondos ya aprobados por la CNV y que están habilitados a recibir suscripciones.

Uno es el lanzado por Allaria Ledesma, destinado a inversores en vivienda (CasasArg) y el otro es el del grupo SBS junto a Pampa Energía para financiar proyectos de energía sustentable.

Quienes organizan estos productos aseguran que el inversor no tiene de qué preocuparse si se demora el trámite legislativo. En primer lugar, porque descuentan que finalmente el Congreso tratará el proyecto y lo transformará en ley. Pero además porque aún en el caso de que se cobre Impuesto a las Ganancias, la alternativa es más conveniente porque evita el pago de la multa del 10% y porque la rentabilidad de invertir en el sector real de la economía siempre será mayor que volcarse por opciones financieras.

Fuente: pagina12.com.ar

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.