Candelaria Botto Economista

Hablamos con Candelaria Botto economista, docente y colaboradora en Economía Femini(s)ta

En Argentina, la brecha salarial por género es de 27,5%. Es decir, tenemos que trabajar 1 año y 3 meses para obtener lo mismo que ellos en solo 1 año.
“Uno tiende a caracterizar la violencia como un hecho referido a lo físico, pero que a las mujeres se nos haga cuesta arriba conseguir una autonomía económica, es un caldo de cultivo para el resto de las violencias que vivimos.”

En el último trimestre de 2018, la brecha salarial alcanzó el 30%. Es decir, ante los malos resultados de las políticas económicas las mujeres salimos más perjudicadas. El ingreso medio de los varones fue de $21.792 y el de las mujeres de $15.241. Esto significa que las mujeres ganaron alrededor de 85 mil pesos menos que sus pares varones durante el año pasado, explicó la economista.

“Para las trabajadoras informales, la situación es mucho peor. La brecha salarial se amplía a más del 36%. Además, estas trabajadoras son más de un tercio del total y entre ellas encontramos a las empleadas domésticas, quienes tienen las tasas más altas de precarización laboral y los peores salarios de la economía.
El sector informal llega a 40% brecha salarial, empleadas domesticas alcanza los niveles mas altos de precarización.”

Las mujeres ganan menos que los varones en todo el planeta. Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en los últimos 27 años la brecha salarial apenas ha disminuido. A escala mundial, las mujeres siguen percibiendo un salario aproximadamente 20% inferior al de los hombres.Además, según el World Economic Forum, entre 2017 y 2018 se desaceleró el ritmo al que crecían los salarios y necesitaríamos esperar 2 siglos para cerrar las diferencias salariales entre varones y mujeres.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.