Cambiemos: 14 renuncias claves en 17 meses de gestión

Antes de la salida de Malcorra de la Cancillería, habían presentado su renuncia importantes funcionarios, algunos en medio de escándalos. La más resonante fue la de Alfonso Prat-Gay.

El gabinete de Cambiemos sufrió 17 tormentosos meses. Desde la asunción de Mauricio Macri en diciembre de 2015 hasta el día de hoy el recambio de funcionarios se cuenta por docena y abarca tanto cargos de primera como de segunda línea.

La primera en salir del gobierno fue la presidenta de Aerolíneas Argentinas, Isela Costantini, que el 21 de diciembre de 2016 dejó su cargo tras las manifiestas diferencias con parte del gabinete económico por el plan de ajuste planificado para la línea de bandera.

El 18 de enero fue uno de los días más signados por el recambio en el gabinete: en solo 24 horas presentaron sus renuncias el presidente del Banco Nación, Carlos Melconian, y el Secretario de Obras Publicas, Daniel Chaín. La salida de Chaín tuvo fuerte impacto político ya que era un hombre del riñón de Mauricio Macri y había desempeñado cargo en SOCMA, sin embargo perdió en la interna contra su jefe, el ministro Rogelio Frigerio, con quien tenía una mala relación.

Le siguió la que fue sin dudas la salida más importante que tuvo el gobierno de Macri: el ministro de Economía y Hacienda, Alfonso Prat-Gay, fue corrido de su cargo por el presidente y el Ministerio, divido en dos. Nicolás Dujovne lo reemplazó en Hacienda y Luis Caputo en Finanzas.

En enero de 2017 renunció el viceministro del Salud, Néstor Perez Baliño. Hombre fuerte de la gestión del ministro Jorge Lemus, su renuncia respondió oficialmente a una reestructuración de la cartera, sin embargo trascendió que se produjo por la fuerte subejecución presupuestaria que llevó a una sangría de funcionarios de segunda y tercera línea del Ministerio. Junto con él pidió salida el secretario de Políticas, Regulación e Institutos, Eduardo Munin.

Producto de la investigación judicial por la adjudicación de rutas aéreas a la colombiana Avianca, renunció Carlos Cobas a la Dirección de Logística de Presidencia. Cobas había sido gerente de MacAir, empresa de la familia Macri que fue adquirida por la propia Avianca.

Tras la fuerte polémica por la quita de subsidios en medicamentos a jubilados a principios de 2017, Carlos Regazzoni dejó la dirección del PAMI para ser el hombre fuerte de Cambiemos en el distrito de Almirante Brown de cara a las elecciones legislativas. Fue reemplazado por Sergio Cassinoti, funcionario de la gestión de María Eugenia Vidal en el IOMA.

Esteban Conte Grand renunció en marzo a la jefatura de gabinete del Ministro de Justicia y Derechos Humanos Germán Garavano. Su reemplazo fue el subsecretario de Política Criminal, Ricardo Martín Cáceres.

También en marzo, el representante Especial para asuntos de Derechos Humanos de la Cancillería, Leandro Despouy, dejó su cargo en ese Ministerio para asumir funciones como experto independiente de la Comisión de Control de Ficheros de Interpol, informó la cartera de Relaciones Exteriores.

Tras su salida, el reciente funcionario señaló: “Es una tarea muy ardua y de importancia creciente, y cumplirla con independencia y adecuadamente me obliga a dejar el cargo que tengo en la Cancillería”.

Una de las renuncias más trascendentes tanto por el cargo ejercido como por las consecuencias políticas para el gobierno es la del exembajador en Estados Unidos, Martín Lousteau.

El economista dejó su cargo en el oficialismo para poder competir en octubre contra Cambiemos en la Ciudad de Buenos Aires. Si bien por el momento no parece ser una amenaza para la victoria de Lilita Carrió en la ciudad buscará posicionarse de cara al 2019 y le restará una buena cantidad de votos a la alianza gobernante.

Casi al mismo tiempo que Lousteau, presentó su renuncia a la representación argentina en Panamá el humorista Miguel del Sel.

Hace poco más de un mes, el procurador General del Tesoro, Carlos Balbín, dimitió a su cargo y rechazó ocupar otro lugar en el Gobierno, luego de que el presidente Mauricio Macri le pidiera que deje su puesto para nombrarlo en una embajada ante organismos internacionales.

La permanencia de Balbín en el Ejecutivo dependía de que el jefe de los abogados del Estado aceptara su nuevo destino, impuesto a la fuerza por el jefe de Estado en los últimos días. Pero Balbín rechazó la oferta del presidente en las últimas horas.

La lista de las bajas en el gabinete se completa hoy con la sorpresiva renuncia de la canciller Susana Malcorra y su pronto reemplazo por el embajador en Francia, Jorge Faurie. Malcorra acumuló en los 17 meses de gestión una serie de traspiés de distinta gravedad, entre los que se cuentan el apoyo público a la candidatura de Hillary Clinton y su fallida candidatura a la Secretaría General de la ONU.

Fuente: elpaisdigital.com.ar

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.