Azucena Racosta Magister en periodismo y medios de comunicación

Azucena Racosta, integrante de Radio La Cantora y secretaria académica de la Maestría en Comunicación y Criminología Mediática de la Universidad Nacional de La Plata: “No han encarcelado a delincuentes, han encarcelado a una clase social. Tenemos una superpoblación, pasamos de cárceles a campos de concentración, y si no tomamos medidas urgentes se van a convertir en campos de exterminio”.

Las prisiones son grandes focos de contagio de coronavirus no sólo por las paupérrimas condiciones de higiene sino también porque el hacinamiento impide que haya una distancia social. “En la Provincia de Buenos Aires hay una sobrepoblación del 110% en las cárceles y el 70% de los detenidos no tienen condena. La pandemia vino a agravar el hacinamiento”.
“En Buenos Aires tenemos arriba de 50 mil personas privadas en condiciones infrahumanas, apilados unos sobre otros. Enfermos de tuberculosis, de VIH, de sífilis. La mayoría, por el contexto en el que están superviviendo, tienen asma. Así que imagínense lo que implicaría el coronavirus”, expresó la secretaria académica de la Maestría en Comunicación y Criminología Mediática de la Universidad de La Plata.

Y profundizó: “Esto es genocidio por goteo, ya cuando apareció la Ley Blumberg, que generó penas de hasta 50 años, una perpetua era hasta 35, un chico puede estar condenado de 35 a 50 años ¿qué hizo para merecer semejante condena? cuando hay genocidas que tuvieron penas de 24 años”
También hizo hincapié en las operaciones mediáticas que se gestaron en torno la supuesta liberación de violadores y femicidas
“Yo creo que los medios ahora han encontrado un nuevo tema para su criminología mediática, que no es la académica, es atravesada por un discurso del poder”
Así mismo, mencionó que “hace pocas horas se dirimió que una Jueza de ejecución de Quilmes confeso que mintió y fue presionada para decir que existía un plan para liberar asesinos y violadores” de este modo “la sociedad sin ningún tiempo para reflexionar termina reproduciendo la lógica del poder”.

Resalta que en realidad no es que no quieran delincuentes, porque conviven con los grandes delincuentes todos los días. No quieren ver a los negros, a los pobres, “si un pibe morocho, pobre, analfabeto te roba la billetera es el peor de los enemigos de la sociedad, pero no los evasores que esconden millones afuera”.
“A los familiares de las personas privadas de su libertad les dieron libre tránsito porque el Estado no se hace cargo de darles de comer y darles la medicación que les corresponde a las personas que están enfermas”.

Para finalizar, se dirigió a aquel sector de la sociedad que “salen a cacerolear para que no les den derechos a los presos, les digo que no estamos pidiendo nada ilegal, ustedes son quienes piden cosas ilegales, que no se cumpla la Ley y la Constitución. ¿Cómo les creemos que quieren un estado democrático?”
“si no liberan a los que tienen que liberar, la justicia responde a un poder político, a un poder político que cree que los negros deben estar presos”.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.