Agostina Silvestri Licenciada en Psicología

Es posible que el debate sobre el aborto tenga mucho para aportarnos en repensar nuestra contingencia, nuestra vulnerabilidad y nuestra relación con el deseo de otre. Hablamos con la Licenciada en Psicología, Agostina Silvestri, especialista en género y diversidad.

Silvestri parte de las tres heridas narcisistas que planteó Sigmund Freud en el año 1917. Cada una corresponde a descubrimientos históricos relevantes que agrietan el ego de una sociedad que se creyó soberana, poderosa y pura.
En este primer punto, Freud habla de cómo la humanidad creyó que la Tierra se encontraba en el centro del universo. Entonces llegó Nicolás Copérnico y mostró al mundo cómo la Tierra no era el centro del universo, si no que al igual que otros planetas giraba en torno al Sol.
En el segundo punto, Freud expone cómo las personas a lo largo de la historia se han mostrado superior al resto de animales. Entonces Darwin le mostró al mundo su teoría de la evolución, mostrando que tenemos un origen común con el resto de las especies.
En el tercer punto Freud expone que no somos dueños de nosotres mismxs.
Luego de estas teorías, Agostina Silvestri, señala que actualmente la idea de la interrupción libre y voluntaria de un embarazo no deseado plantea un revuelo similar.
“El aborto rompe con la lógica de un designio devino para nuestros nacimientos. Ya sin un destino determinado para nuestra existencia, habríamos de aceptar el ser hijes del deseo de otre”.
“Existís sólo porque una persona con capacidad de gestar deseó que así fuera”.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.