Alicia Romero titular de la ONG Madres contra el Paco y Tato Leiva integrante de Caritas

El candidato a gobernador del Frente de Todos cargó contra la política de combate del narcotráfico de Juntos Por el Cambio al contar una charla que mantuvo con un cura del barrio Carlos Gardel, donde le contó la situación del barrio: “Con la pérdida de empleo hay gente que se dedica a vender droga porque se quedó sin laburo”.
Hablamos con la titular de la ONG Madres contra el Paco, Alicia Romero: “La situación económica de los barrios es muy complica, los que están presos son gente pobre que no tenían las necesidades básicas satisfechas”.

“Nosotros empezamos a golpear puertas para ver cómo podíamos ayudar a los pibes. Para que consigan salir, pero no sólo de las drogas, sino de la vulnerabilidad en la que están. Que se detengan a pensar, que se quieran, que se valoren y que se den oportunidades”
Y agregó: “El que consume es un pibe que sufre de distintas maneras. Son escapes. Todo consumo de cualquier sustancia, sea legal o ilegal, es un escape de la realidad. Eso te lleva a ver que un pibe, cualquier pibe de cualquier clase social, no solamente lo atraviesa esa sustancia, sino que hay otras cosas. Y también tiene que ver el lugar por donde se mueve”.

El último informe del Centro de Estudios Legales y Sociales, arroja que al momento de ingresar al sistema carcelario, el 36% de los varones presos por delitos de drogas estaba desocupado y el 38% tenía trabajo a tiempo parcial. Sólo el 24% tenía trabajo estable a tiempo completo. Por otra parte, entre las mujeres un 46% estaba desocupada y un 29% tenía trabajo a tiempo parcial. Sólo el 22% tenía trabajo a tiempo completo.
Entre la población trans el 63% estaba desocupada y un 25% tenía trabajo a tiempo parcial.

Tato Leiva, integrante de Caritas nos cuenta cuál es la situación en Bahía Blanca: “La venta de droga es una de las salidas mas fáciles frente a la crisis económica. También, tiene que ver con las mil vueltas que te pone el municipio, tenes muchos tramites burocráticos por una bolsa de alimentos que te dura dos días”.

“El Estado mira para otro lado, no ve la realidad. Las familias tienen que salir a buscar el pan y los chicos quedan solos, ahí es cuando acuden a la droga. Hoy por hoy, se ven muchos más pibes en la calle”.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.