Actualidad

Un fuerte temporal castiga a la región centro del país

3 Mar , 2015  

Mal tiempo, temporales y el desborde de ríos azota a varias regiones argentinas. Con cientos de familias evacuadas y sin perspectivas de que el tiempo mejore, San Luis, Córdoba y Santa Fe son las regiones más golpeadas.

Casi 2 mil personas debieron ser evacuadas tras el temporal de las últimas horas en San Luis, donde murió aplastada una mujer de 87 años, al derrumbarse su vivienda. La tormenta provocó inundaciones y la crecida de ríos. Las localidades de Concarán, Luján, Quines y Leandro Alem son las más afectadas. Las autoridades piden a las familias que se autoevacuen.

“Hay muchas familias afectadas, calles que han desaparecido y los daños materiales recién se podrán evaluar cuando el agua baje”, datalló el intendente de Concarán, Facundo Domínguez, y agregó: “Hay gente que lo ha perdido todo”.

El jefe comunal estimó que cerca de 1.500 personas son asistidas en los centros de evacuación y también en casas de familias de Concarán.

En tanto, el Servicio Meteorológico Nacional emitió este lunes un alerta por tormentas fuertes y chaparrones para las provincias de Córdoba y San Luis. El aviso rige también para el este de Catamarca, este de La Rioja y centro y sur de Santa Fe.

En Córdoba, el temporal comenzó dos semanas atrás, en las sierras chicas, al norte de la capital provincial. Murieron nueve personas y hubo más de dos mil evacuados. Desde entonces, en distintos sectores de la provincia se registraron copiosas precipitaciones en poco tiempo, y aunque ahora los niveles de lluvia no alcanzan esa magnitud, se suman a la acumulación de agua de días anteriores. Esto dificulta las tareas de recuperación en distintos lugares.

El gobernador de esa provincia, José Manuel de la Sota anoche, aseguró en un mensaje a la población, que lo que vive la provincia es “la mayor catástrofe climática de los últimos 50 años”. Sin embargo hay quienes atribuyen el desastre natural al desmonte que sufrió la región.

El ministro de Agua y Ambiente de Córdoba, Fabián López, sostuvo que la provincia está en “alerta máxima” porque todas las “cuencas están saturadas” y advirtió que se esperan nuevas lluvias intensas que podrían agravar la situación de las zonas inundadas.

En esta misma línea, el director de Defensa Civil de Córdoba, Diego Concha, dijo que “se prevé que entre el martes 3 al mediodía hasta el miércoles 4 a la noche haya precipitaciones importantes que en algunos casos podrían llegar a los 80 milímetros”.

En Santa Fe, las lluvias fuertes que se registraron en la región centro del país provocaron el desborde de arroyos y riachos por lo que el agua avanzó sobre algunas rutas y obligó a cortar el tránsito en tramos de la autopista Rosario-Santa Fe.

Según las fuentes consultadas por Télam, el agua afectó principalmente a la zona del cordón oeste y noroeste de la capital provincial, anegando barrios como Las Flores, Yapeyú, Santa Rosa de Lima y San Lorenzo, y a localidades cercanas como Esperanza y San Carlos, ubicadas a 25 y 30 kilómetros respectivamente de la ciudad de Santa Fe. De acuerdo a lo informado, en principio no se registraban personas evacuadas.

La caída descontrolada de agua provocó el anegamiento de barrios, la suspensión del dictado de clases y de la actividad pública. El temporal se inició alrededor de la 1 con una fuerte actividad eléctrica. Pasadas las 8.00 el registro de lluvia caída ya superaba los 70 milímetros. El transporte urbano de pasajeros quedó restringido, circulando solamente por las avenidas.

En algunas calles y avenidas, como Blas Parera, Aristóbulo del Valle y Gorriti, el agua alcanzaba esta mañana alturas que iban de 50 centímetros hasta un metro.

Fuente: Infonews


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *