Politica

Cómo quedó el reparto de bancas

24 Oct , 2017  

El oficialismo se consolida como primera minoría, pero sin quórum propio. Con el aporte de Unidad Ciudadana, el PJ-FpV sumará siete diputados y se mantendrá como principal oposición. El bloque massista UNA fue el que más perdió: tendrá 14 diputados menos.

Con los números del escrutinio provisorio de la elección legislativa, Cambiemos terminó por ampliar el número de bancas en la Cámara de Diputados: el interbloque de la alianza oficialista contará con 109 diputados, consolidando su condición de primera minoría, pero aún por debajo de los 127 necesarios para alcanzar el quórum propio. Si logra mantener su actual estructura como bancada, el Frente para la Victoria-PJ (incluido Unidad Ciudadana) sumará 7 diputados, alcanzará 78 escaños y conservaría su condición de principal fuerza de oposición. El interbloque massista Unidos por una Nueva Argentina (UNA) fue el que más bancas perdió en la elección (14), mientras que, con la remontada en territorio bonaerense, el FIT tendrá un bloque de tres diputados.

La cosecha de Cambiemos sumó 23 bancas. Aunque el principal aporte lo recibió en la provincia de Buenos Aires, donde obtuvo 15 diputados sobre apenas 3 que ponía en juego: más de la mitad de las bancas que obtuvo en todo el país. La imponente elección en la Ciudad de Buenos Aires le bastó para sostener las 8 bancas que arriesgaban los distintos partidos que ahora integran la alianza oficialista. Sumó de a 2 en Santa Fe, Tucumán y Entre Ríos y una en Córdoba. Perdió algunas bancas en Catamarca, La Pampa y Misiones.

En medio del debate interno que desata la derrota del peronismo en muchos distritos, el FpV-PJ afronta el desafío de mantener unida a su bancada. Si lo logra, continuará siendo el principal bloque opositor al macrismo, con 78 bancas propias. La suma llegó con el aporte de Unidad Ciudadana, que consiguió 13 diputados de los 10 que arriesgaba en la provincia de Buenos Aires; una mas de las dos que ponía en juego en la Ciudad de Buenos Aires y Santa Fe. Aunque resignó otras bancas en distritos donde triunfó, como Tierra del Fuego y Río Negro.

El tercer y alejado puesto del podio bonaerense implicó para el massismo un fuerte retroceso: allí solo retuvo 4 de las 11 bancas que ponía en disputa. Tampoco les fue bien a sus aliados provinciales; el delasotismo retuvo las 3 bancas propias pero relegado a un segundo puesto; Mario Das Neves consiguió dar vuelta el resultado de las primarias en Chubut, pero perdió una banca. UNA quedó reducido a 23 diputados, de los 37 que lo integraban.

El Bloque Justicialista dejó dos escaños en el camino de los 8 que ponía en juego. La bancada que respaldan los gobernadores de Salta, La Rioja y La Pampa contará ahora con 15 diputados, incluida la incorporación del único randazzista que obtuvo una banca por Buenos Aires. La posible unificación con el massismo será parte también de la discusión dentro del peronismo.

El interbloque Progresistas quedó diezmado: conservó apenas 1 banca de las 7 que arriesgaba. Quedó con solo dos diputados, uno de Libres del Sur y uno del PS, mientras el GEN perdió su representación legislativa.

La remontada del FIT en la provincia de Buenos Aires le aportó 2 bancas. Con una muy buena elección en algunos distritos, arañó una banca por la Ciudad de Buenos Aires y otra en Jujuy. Sin embargo, quedó más relegado en Mendoza y Salta, donde ponía en juego sus bancas, que ahora serán 3.

El Movimiento Evita perdió una banca y retendrá 4. Mantienen su representación el santiagueño Frente Cívico (6 bancas), el misionero Frente de la Concordia (3) y el puntano Compromiso Federal (3).

Fuente: pagina12.com.ar


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *