Politica

Programa Empalme no logra éxito que el Gobierno esperaba

28 Ago , 2017  

MACRI LO PRESENTÓ EN MAYO PARA RECONVERTIR 400 MIL PLANES EN EMPLEO GENUINO
Se desata puja con organizaciones sociales. De acuerdo con el Ministerio de Trabajo, los beneficiarios son 6.814 al contabilizar todas las incorporaciones previas que pasaron del subsidio a un empleo.

El Programa Empalme, que Mauricio Macri presentó el 1 de mayo pasado bajo la premisa de reconvertir unos 400 mil planes sociales en empleo genuino, comenzó a tambalear ante la falta de resultados concretos y un aparente tironeo entre los responsables de su aplicación y las organizaciones sociales involucradas, dijeron en el Ejecutivo. A cuatro meses de su lanzamiento, el plan apenas incorporó a 78 personas, de acuerdo con registros internos. En el Ministerio de Trabajo explicaron que en realidad el número de beneficiarios hasta ahora es de 6.814 al contabilizar todas las incorporaciones previas que pasaron del subsidio a un empleo, pero reconocieron que el resultado se mantiene hasta ahora muy lejos de las expectativas.

Se trata de uno de los anuncios con mayor preparación en la gestión de Macri. El mandatario hizo el anuncio en un acto por el Día del Trabajador que le organizó el fallecido días atrás Gerónimo Venegas, del gremio de peones rurales (Uatre) y entonces líder de las 62 Organizaciones Peronistas. De hecho el jefe de Estado le imprimió a aquella presentación folclore peronista y frases de Juan Perón para un público favorable que le habían arrimado los aliados de Venegas.

El plan apunta a la reconversión de programas sociales de los ministerios de Trabajo y Desarrollo Social. Les otorga a los beneficiarios la chance de acceder a un empleo en relación de dependencia en el sector privado bajo los parámetros del Programa de Inserción Laboral (PIL) para beneficiarios de programas sociales que de este modo podrán mantener la prestación como parte de su salario durante dos años. Es, en definitiva, un subsidio al empleador, que debe cubrir el resto del salario de convenio y las cargas sociales correspondientes.

Al momento de su lanzamiento en la cartera laboral, que encabeza Jorge Triaca, explicaron que una empresa que contrata a un beneficiario de un plan como Argentina Trabaja, al que debería pagarle un sueldo neto de 12 mil pesos, el Estado aportará por hasta dos años el equivalente a los 4.030 mensuales que percibe por ese programa social. Es decir, un ahorro de un tercio del ingreso neto para el empleador.

La importancia del anuncio la grafica que Macri se hizo acompañar en el acto por casi todo su Gabinete. Fueron, junto a Triaca, los titulares de Agroindustria, Ricardo Buryaile; Transporte, Guillermo Dietrich; Seguridad, Patricia Bullrich; Modernización, Andrés Ibarra; el secretario general de la Presidencia, Fernando De Andreis; y el de Ambiente, Sergio Bergman, entre otros funcionarios.

La señal de alarma llegó por dos vías: mientras entre los técnicos de la cartera laboral advirtieron que en cuatro meses de ejecución del plan apenas se esperaba arrancar con 78 beneficiarios en agosto, cerca de Triaca avisaron que era inminente un conflicto con las organizaciones sociales invitadas a participar de la gestión del programa. Mencionaron, en particular, el Movimiento Evita, de Emilio Pérsico, al que sindican como presunto obstáculo para incorporar a sus afiliados al Empalme por entender que de ese modo lo perderían de sus filas.

Dijeron en el entorno del ministro que de parte de esas organizaciones habría una preferencia por mantener a los afiliados como subsidiados y no promover su empleabilidad. Y pusieron como ejemplo el trabajo de un sector del Movimiento Evita en la campaña de Florencio Randazzo, como supuesta motivación para mantener su estructura sin cambios. En rigor, en el Ejecutivo dan por hecho que esta semana comenzarán las protestas por la falta de ejecución de una parte sustancial del presupuesto asignado a planes previsto en la emergencia social.

La controversia en torno del Programa Empalme evoca el escaso resultado que tuvo el Gobierno con el plan de Primer Empleo que intentó aplicar en acuerdo con la cadena de comidas rápidas McDonald’s y que quedó virtualmente discontinuado, como reveló este diario, producto de las escasas incorporaciones de desempleados al plantel de la compañía de origen estadounidense.

Fuente: ambito.com


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *