Sociedad

Otra vez los bastones largos

18 May , 2017  

Estudiantes del normal Antonio Mentruyt denunciaron hostigamiento, persecución e intento de detención de dos jóvenes por agentes de la fuerza de seguridad provincial. Hubo disparos y amenazas cerca del colegio. Marchan el viernes al municipio.

Pasó en la Universidad Nacional de Jujuy, en el Colegio Mariano Acosta y ahora en Banfield. Estudiantes de la Escuela Normal Antonio Mentruyt (ENAM) de esa localidad denunciaron hostigamiento, persecución e intento de detención por parte de la policía. Luego de una asamblea, llamaron a movilizarse este viernes 19 hasta el municipio. En tanto, las autoridades de Seguridad en territorio bonaerense no hicieron comentario alguno sobre este nuevo ataque a la comunidad educativa. Uno de los estudiantes narró que lo subieron a un patrullero para salir a buscar “a sus compañeros”, y dijo que lo amenazaron con torturarlo en la comisaría si no hablaba.

Ayer los seis policías bonaerenses que entraron al ENAM intentaron llevarse detenidos a dos estudiantes menores. Poco antes del hecho habían sido hostigados y golpeados en las inmediaciones del colegio por los mismos uniformados. Por eso corrieron hacia el establecimiento educativo para resguardarse mientras las fuerzas represivas disparaban balas de goma, de las cuales una impacto en uno de los pibes.

A pesar de que los directivos del establecimiento fueron quienes permitieron el acceso a los efectivos policiales, que llegaron con patrullas sin patentes y se negaron a identificarse alegando haber “perdido las placas”, no pudieron llevarse detenidos a los jóvenes gracias al amplio e inmediato repudio de estudiantes y docentes. En un video difundido en la red social Twitter se observa la discusión entre los docentes que gritaban “No pueden entrar” a los efectivos que habían ingresado a la escuela, “sin orden, sin identificación y pateando la puerta de los baños”, según denuncian.

“Veo pasar corriendo a un chico, atrás de él una de las preceptoras de la escuela y atrás veo a tres policías que tenían armas”, narró una docente. “Ninguno tenía placa con identificación con el nombre, pero eran de la Bonaerense”, añadió. La maestra, de nombre Verónica, también observó que otros tres uniformados tenían apresado a un adolescente, alumno del colegio. “Uno de los chicos estaba tirado en el piso, rodeado de policías que lo amedrentaban, que se lo querían llevar”, explicó y dijo que la intervención de los docentes y estudiantes impidió que lo trasladaran cuando ya lo habían subido al patrullero.

El estudiante detenido contó a la agencia de noticias AnRed cómo comenzó la persecución: “La policía de la nada nos empezó a disparar y nos persiguió. Corrí hasta un kiosko cercano y me escondí ahí, porque tenía miedo. Nos dispararon, no sabía qué hacer. A mis amigos los perdí, no se para que lado fueron. Yo fui a la casa de mi tío y al llegar a la calle Uriarte me detienen dos policías, me revisan, me preguntan que andaba haciendo, luego viene otro policía (que era el que nos disparó) y comienza a amenazar de que si no revelaba el nombre de todos mis compañeros, yo iba a sufrir en la cárcel y que por mí apariencia física iba a ser ‘pollo’ en la cárcel, que me iban a hacer hablar por la fuerza, me subieron al patrullero para rastrear a mis compañeros”.

Fuente: pagina12.com.ar


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *