Sociedad

Entre despedidas y datos de la investigación

10 Abr , 2017  

“Lucharé por tus ideales”, escribió la madre de la joven; el padre contó que apa llamó para dar sus condolencias. El sospechoso sigue detenido y hay más cuestionamientos al juez que dio la libertad al supuesto femicida.

La autopsia al cuerpo de Micaela García fue pospuesta y se realizará hoy, pero el jefe de la Policía de Entre Ríos, Gustavo Maslein, adelantó que, en un informe preliminar, los investigadores señalaron que la joven habría fallecido por estrangulamiento, porque presentaba “marcas en el cuello”. El sospechoso, Sebastián Wagner, continuaba ayer alojado en una celda de la Unidad Penal 8, de la ciudad de Federal, al norte de Entre Ríos, y ser ía indagado hoy por el fiscal a cargo de la causa, Ignacio Telenta. Por la causa también continúan detenidos los sospechosos de haber encubierto a Wagner, su padrastro y el dueño del lavadero de autos para el que trabajaba. El padre de Micaela, Néstor García, contó en su perfil de Facebook que el papa Francisco, a quien agradeció su “humildad y respeto”, llamó por teléfono a la casa familiar para ofrecer su consuelo. La madre de la joven, Andrea Lescano, publicó en Facebook una carta de despedida a su hija, en la que escribió: “Vuela alto, mi negra! Como siempre lo hiciste. Te prometo que lucharé por tus ideales, (para) que todos te puedan ver”.

El comisario general Maslein informó que el cuerpo de Micaela fue encontrado en “un estado de descomposición muy importante, desnudo y con marcas en el cuello”, lo que refuerza la hipótesis de haya muerto estrangulada. La autopsia, precisó, se realizará hoy en la morgue del municipio Oro Verde, próximo a la capital provincial, y estará a cargo del médico forense Walter Aguirre y se llevará a cabo en la morgue del municipio Oro Verde, cercano a la capital de Entre Ríos.

Fuentes de la investigación confirmaron que ayer fueron indagados los detenidos como sospechosos de encubrimiento, Fabián Ehcosor, de 52 años, y Néstor Pavón, de 27, padrastro –y policía municipal de Malvinas Argentinas, además de suboficial retirado del Ejército– y dueño del lavadero de autos donde trabajaba Wagner, respectivamente.

Por su parte, Nora González, la pareja de Wagner, dijo ayer a medios entrerrianos que cuando ella le preguntó dónde había estado la noche en que desapareció Micaela García, él le respondió que “con un amigo en un campo”, por lo que, añadió, no descarta que haya tenido un cómplice.

Los padres de Micaela contaron ayer en redes sociales que el papa Francisco se comunicó con ellos telefónicamente para acercar sus condolencias luego de que fuera hallado el cuerpo de la chica, el sábado por la mañana. “En medio de tanto dolor una inmensa alegría. Me llamó el papa Francisco y hablamos unos 5 minutos”, escribió en su perfil de Facebook Néstor García, quien añadió “hasta donde llega tu lucha y tu mensaje, mi negrita hermosa”. “Gracias Santo Padre por su humildad y respeto!!!!!”, expresó. Por su parte, también en su perfil de Facebook, Andrea Lescano publicó una carta de despedida a su hija, en la que escribió: “Vuelta alto mi negra!! como siempre lo hiciste. Te prometo que lucharé por tus ideales, que todos te puedan ver”.

El cuerpo de Micaela García, quien había desaparecido en la madrugada del sábado 1º de abril, fue hallado el sábado por la mañana en una zona de pastizales cercana a la ciudad de Gualeguay, adonde había ido a bailar el viernes a la noche. El cadáver estaba a unos siete kilómetros de la ruta 12. Horas antes, en Moreno, provincia de Buenos Aires, había sido detenido el principal sospechoso, Sebastián Wagner, quien vivía en Gualeguay desde que la justicia le concediera el beneficio de la libertad condicional.

En 2010, Wagner fue condenado a nueve años de prisión por dos violaciones cometidas en Concepción del Uruguay; en ambos casos las víctimas habían sido jóvenes estudiantes. A mediados de 2016, a pesar de los informes desfavorables que recibió del Servicio Penitenciario, el juez Carlos Rossi resolvió otorgarle el beneficio de la libertad condicional (ver aparte). Desde entonces, el ahora sospechoso detenido trabajaba en un lavadero cercano a la entrada de la ciudad. El viernes por la noche, fue detenido en la casa de su madre, en el barrio Las Catonas, de Moreno. Antes de la detención, habría intentado suicidarse con un arma que, aunque gatilló tres veces, no disparó los proyectiles.

Fuente: pagina12.com.ar


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *