Politica

Crece la presión de la cúpula empresaria

14 Oct , 2017  

“Este es un mundo distinto en donde el trabajo a término, los trabajos puntuales y la flexibilidad se vuelven necesarios”, dijo el CEO de Techint. El fundador de Mercado Libre también pidió bajar el costo laboral. Ambos criticaron a los docentes.

Los pesos pesados del arco empresarial subieron la apuesta ayer en el Coloquio de IDEA. “Hay una rigidez del marco laboral que al final perjudica la capacidad de adaptación del país. Este es un mundo distinto en donde el trabajo a término, los trabajos puntuales y la flexibilidad se vuelven necesarios”, dijo el CEO de Techint, Paolo Rocca. “Es imposible salir del 30 por ciento de pobreza con el marco laboral actual, sobre todo después de la reforma de Brasil”, reforzó el CEO de Mercado Libre, Marcos Galperin. Quedó así explícita la idea central del sector privado, en sintonía con el Gobierno, para mejorar la situación del empleo y las condiciones socioeconómicas. Los críticos de esa visión advierten que a la larga la flexibilidad laboral impacta a la baja en el poder adquisitivo de los trabajadores, lo que deprime ventas y, en última instancia, afecta la capacidad de las empresas para generar empleo.

Paolo Rocca es la estrella empresarial del Coloquio de Mar del Plata. Rocca dirige la empresa más importante del país y su presencia en el encuentro de IDEA es una novedad. “Este año vine al Coloquio porque hay un clima positivo en el país para debatir la agenda de largo plazo”, justificó Rocca, que compartió panel con Galperin, principal figura de la nueva camada de empresarios.

“Hay tres temas que están al frente en la agenda de largo plazo. El cambio en las relaciones laborales, el tema educativo y repensar el conurbano bonaerense. En la cuestión laboral, hay que ver que Alemania modificó sus reglas en 2001/02, Italia lo hizo, Francia está en eso y Brasil también”, comenzó Rocca. Ofreció un ejemplo que muestra la lectura empresarial sobre el tema de la reforma laboral. “En Siderca tuvimos que entrevistar a 3000 personas para contratar a 500. Entre los 2500 que no ingresaron, había muchos que no supieron decir cuántos milímetros hay en un metro. ¿En qué actividad van a trabajar esas personas? Necesitamos una flexibilidad laboral que hoy no existe. Y las empresas deben tener un costo previsible para afrontar una situación de achicamiento si aparece una crisis. Esto se tiene que hacer en común acuerdo con las organizaciones sindicales”, detalló Rocca.

La lógica empresarial es que la baja de los costos salariales estimula la contratación de personal. Desde menores indemnizaciones y posibilidades de accionar judicialmente ante un accidente de trabajo hasta los contratos a término que tienen en alguna medida impacto salarial. Los críticos de esa postura, como por ejemplo la economista norteamericana Teresa Ghilarducci a quien entrevistó este diario hace una semana (https://www.pagina12.com.ar/67078-falacias-de-las-reformas-laborales), advierten que los cambios a la baja en las condiciones laborales suelen empeorar en términos agregados la situación del empleo.

De todas formas, hasta ahí los empresarios se manejaron bajo el ámbito de análisis del modelo sindical argentino. Marcos Galperin fue un poco más allá. “El 2,5 por ciento de aporte compulsivo al sindicato es un problema. El trabajador debería tener esa flexibilidad de elegir, así como el cliente puede elegir Mercado Libre u otra cosa. Pero los sindicatos tienen el monopolio. Esta rigidez es la base del problema del Conurbano, porque explica las décadas de trabajo informal”, consideró el jefe de Mercado Libre. Tragaron saliva los sindicalistas presentes en el público, como Antonio Caló, de la Unión Obrera Metalúrgica, y Guillermo Pereyra, de los petroleros.

Rocca agregó que “hay que erradicar las estructuras extorsivas, no podemos tener la planta parada por diez personas alrededor de un fogón. Esto no puede ser”, lo que despertó el fervor de la platea empresaria, con aplausos y ovación. El CEO de Techint también abordó la cuestión educativa. Dijo que “hay que modificar el estatuto docente. Los maestros tienen que ser evaluados en función del resultado de los chicos. Si los alumnos no llegan al nivel de matemática mínimo, los maestros no están haciendo las cosas bien”. “Los intereses de los gremios de los docentes no están alineados con los intereses de los alumnos. Está agotado el actual modelo sindical”, reforzó Galperin.

Rocca se diferenció de sus pares en materia de reforma tributaria. “La clave es incrementar el Fondo del Conurbano para solucionar temas de fondo ahí. Los empresarios debemos poder soportar una carga fiscal superior para avanzar en ese tema”. Hasta ahora, los reclamos patronales giraron en torno a la baja de impuestos, especialmente enfocados en Ingresos Brutos.

Fuente: pagina12.com.ar


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *