Justicia

Cámara gatilló la detención (por Río Turbio) de De Vido

18 Oct , 2017  

OBLIGADO JUEZ RODRÍGUEZ CURSÓ INTIMACIÓN DE DESAFUERO A DIPUTADOS.
Irurzun y Bruglia estrenaron argumento para prisión por obstrucción de la justicia. Causa es por firma de convenios. Si prospera, será alojado en Py.

Una nueva tormenta política y judicial se cierne sobre el exministro de Planificación y actual diputado Julio De Vido a 5 días de las elecciones legislativas. Por presión directa de la Cámara Federal (en fallo dividido e inaugurando jurisprudencia), el juez Luis Rodríguez pidió su desafuero y posterior detención en el marco de una investigación por presunta malversación de fondos públicos a través de diversos convenios firmados para Yacimiento Carbonífero Río Turbio (YCRT). Horas antes de que se pronunciara el magistrado, los camaristas Martín Irurzun y Leopoldo Bruglia señalaron el camino del “encarcelamiento” como único pronóstico probable para De Vido, avalando la insistencia del fiscal Carlos Stornelli, quien ya había ido dos veces a quejarse para lograr una orden de detención al actual legislador del Frente para la Victoria.

Para el trámite legislativo, el Congreso calienta los motores apenas ingrese por mesa de entradas de Diputados el pedido de Rodríguez. El magistrado también encomendó al Ministerio de Seguridad de la Nación que, en caso de aprobarse la solicitud de desafuero, proceda con la “inmediata detención” del exministro de Planificación Federal y su traslado a la Unidad 29 del Servicio Penitenciario Federal, conocida como la alcaidía del subsuelo de Comodoro Py. A través de una nota dirigida al presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Emilio Monzó, el juez solicitó “a la Honorable Cámara de Diputados de la Nación el desafuero del diputado nacional por la Provincia de Buenos Aires Julio Miguel De Vido en los términos del artículo 1 de la Ley 25.320 con el objeto de proceder a su detención y recibirle declaración indagatoria”. Esa cita permanecerá firme para el 28 de noviembre próximo. La alquimia legislativa que impulsará el oficialismo para lograr los votos para desaforarlo podría llegar antes, lo que también obligará a acelerar el cronograma judicial para que la indagatoria se cumpla durante las primeras 48 horas de su eventual detención.

Irurzun encabezó el voto de la Cámara e insistió en la “inmediata formalización” del pedido de desafuero ante Diputados para luego cumplir con la orden de detención de De Vido, ya que “su encarcelamiento resulta la única alternativa viable para garantizar el éxito de esta investigación”. “Sin que lo expuesto implique abrir juicio alguno sobre su acierto o sobre la eventual responsabilidad del nombrado en las maniobras y sin perjuicio de cuanto defina el juez en ocasión de resolver su situación procesal, la totalidad de las circunstancias analizadas permiten concluir que, en tanto se verifican en derredor de De Vido indicios de entidad suficiente como para presumir que su libertad constituye un riesgo para el proceso en curso”, señaló Irurzun, cuyo voto fue compartido por Bruglia. La Cámara dejó así inaugurada una nueva jurisprudencia respecto de las prisiones preventivas para personas políticamente expuestas, en especial exfuncionarios involucrados en hechos presuntos de corrupción y que conserven márgenes estimables de poder. Más allá del mérito y la oportunidad, el antecedente jurídico puede convertirse en un “cuchillo sin mango” por lo que implica en términos de cumplimiento de pactos internacionales y de las restricciones para considerar la privación de la libertad. Irurzun ya había ensayado los argumentos para el agregado a las condiciones de peligro de fuga o entorpecimiento de la investigación cuando ordenó a Rodríguez revisar su primera decisión, tras no haber reunido elementos ni siquiera para llamar a una indagatoria.

Ambos coincidieron en que estando en libertad De Vido existían “serios riegos de obstrucción de la investigación”, y señalaron que no alcanza lo ya ordenado por el juez respecto a la prohibición de salida del país. En tanto, el tercer juez, Eduardo Farah, votó en disidencia parcial pues concluyó que correspondía el desafuero y la imposición de una fuerte caución real sobre De Vido pero no así la detención.

Fuente: ambito.com


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *